Skip to content

La forma de contar una historia lo cambia todo

Actualmente estoy leyendo ‘Cicatriz’, una novela de suspenso escrita por Juan Gómez Jurado, y que me tiene intrigado de cómo será el final, al cual aún no llego pero que se ganó mi cariño gracias a la forma que tiene de contar la historia y la cual les quiero compartir. Trataré de no contarles mucho de la historia por si tienen ganas de leerla lo hagan.

Comencé a leer este libro durante uno de mis vuelos en Interjet rumbo al extranjero y les juro que no dejé de leer en las cuatro horas que duró mi viaje. La historia es sobre un genio de la informática que se enamora de una chica rusa que conoce en una página de internet, después de unos días la lleva a vivir consigo a Chicago y comienzan los problemas. Hasta ahí te contaré, es básico pero espero funcione para que te animes a disfrutarla. Además tiene una forma de contar la historia que te atrapa, ya que salta líneas en el tiempo y entre las historias de los personajes, para que conozcas un poco más del porqué de sus decisiones y cómo es que se convirtieron en lo que son en el presente de la historia.

Quizá ya nos contó el final el autor, quizá no, pero la primera frase que dice el personaje principal es de las clásicas que te atrapa, dice algo así como que sabe que morirá. Después cuenta su historia y conforme se pone interesante hace una pausa en el presente y se va al pasado de la joven, cuando era una niña y aplica la misma fórmula, justo cuando te estás adentrando en la historia de la pequeña hay un corte y volvemos al presente, donde las cosas se van poniendo cada vez peores y parece un camino sin salida para este genio antisocial.

Posteriormente la fórmula continúa pero con historias de un hombre ruso que quiere ser el jefe de la mafia de su país pero en Estados Unidos, lo que tiene que hacer para conseguirlo, así como nos cuenta la historia de un militar brutalmente efectivo y sin remordimientos por asesinar a cientos de personas. Estos cambios de tiempo y personajes te permiten un respiro de la historia principal, que sería una ráfaga de decisiones si no hubiera estas pequeñas pausas, pero si te adentraste tanto en la lectura quizá te pase como a mí y te enoje que en la mejor parte comiencen a contarte del pasado de otro. Cuando sientes eso, sabes que la fórmula del autor funcionó.

Fuera de la forma en que Gómez Jurado cuenta la historia, quiero resaltar que además de ser un genio en hacernos sentir el suspenso a flor de piel, logra combinar los asesinatos con una pelea interna de algunos de sus personajes entre sus verdaderas emociones y sus ganas de venganza, poniéndole un poco de drama a la historia. Así que si te acabas de interesar en esta historia, te recomiendo que no pierdas el tiempo y vayas a comprar Cicatriz, no te arrepentirás.

Comments are closed.